Como es difícil avanzar en materia de sostenibilidad sin ser conscientes de nuestro punto de partida, os proponemos una autoevaluación que ayude a analizar, desde el punto de vista de la sostenibilidad, nuestros modelos de gestión y producción cultural. Consolidemos las buenas prácticas que ya se han puesto en marcha y diseñemos nuevas estrategias alineadas con la sostenibilidad para afrontar los retos ecológicos contemporáneos.